30 de abril de 2008
 

Coalicio Valenciana expulsa de forma fulminante al ex diputado Javier Tomás y presentará acciones legales contra él, después de que desistiera de forma sospechosa y unilateral del procedimiento de las pensiones de los diputados

 

El pasado día 29 de abril de 2008, y de forma extraordinaria, se reunión el Consell Foral de Coalicio Valenciana para tratar la noticia aparecida en prensa del desistimiento unilateral del ex diputado Javier Tomás en el procedimiento que la formación valencianista y el ex militante del PP iniciaron contra el Reglamento de las pensiones de los diputados de las Cortes.

Tras un análisis de la situación y de las repercusiones legales que la actuación de Javier Tomás tiene sobre el procedimiento contencioso-administrativo el órgano rector de Coalicio Valenciana decidió no admitir la baja voluntaria presentada por éste el pasado lunes, acordando por unanimidad de todos los miembros expulsar de forma fulminante al ex diputado, por cuanto la gravedad de su actuación y las circunstancias especialmente sospechosas que rodean este asunto no podían quedar exclusivamente con la baja de Javier Tomás.

El presidente de Coalicio Valenciana señaló que en un procedimiento judicial donde existía un informe favorable de los Letrados de las Cortes sobre la ilegalidad del Reglamento de las pensiones de los diputados, y donde se estaban jugando más de 8.000 millones de pesetas a repartir entre los ex diputados, resulta muy preocupante y sospechoso que Javier Tomás, sin consultar a su abogado y procurador, acudiera al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana a desistir unilateralmente de ese procedimiento.

Por esta razón, además de la expulsión del partido se acordó presentar una denuncia ante la Fiscalía anticorrupción contra Javier Tomás por si se hubiera incurrido en algún delito que facilitara el que esos 8.000 millones de pesetas pueden llegar, ahora ya sin oposición, a los bolsillos de diputados y ex diputados.

El presidente de CV dijo que también denunciará ante la Fiscalía la llamada que recibió hace un mes del letrado y ex diputado de las Cortes, Marco Molines, en la que le instaba a desistir de ese procedimiento y que se prestaba a negociar políticamente el asunto, como lo estaba haciendo con la ejecución de la Sentencia para la reversión de la ilegal obra del Teatro Romano de Sagunto.

Sentandreu indicó que tras la conversación con Marco Molines, y al margen de este tema, tiene el absoluto convencimiento de que el Teatro Romano no se revertirá y todo se solucionará con un acuerdo entre el letrado y la Generalitat Valenciana, como se ha resuelto definitivamente el contencioso de las pensiones. Prueba de ello, son las manifestaciones vertidas por el propio Javier Tomás en las que reconoce haber mantenido contactos con ex diputados del PP para favorecer una solución del asunto.

Además, Coalicio Valenciana aprobó por unanimidad solicitar a los letrados que han intervenido en estos asuntos que procedieran a girar la jura de cuentas y honorarios profesionales contra Javier Tomás al haberse apartado unilateralmente del procedimiento y haber perjudicado los intereses del partido.

Sentandreu indicó que la política crea monstruos capaces de renunciar a su dignidad y a sus valores por sus interés personalísimos, y evidentemente Coalicio Valenciana no queda al margen de estos depredadores, pero lo que tenemos claro –apuntilló el líder valencianista– es que nosotros perseguiremos hasta sus últimas consecuencias a quienes nos traicionen a nosotros y al pueblo valenciano.